27 abr. 2011

Sin el elemento diferencial

Durante el día de ayer, mientras casi todos los medios estaban pendientes del cambio de tono de Pep Guardiola en la curiosa rueda de prensa que ofreció el técnico, se dio a conocer una de las noticias que puede marcar una transcendencia vital para los intereses del equipo blaugrana. La baja de Andrés Iniesta. Presumiblemente el elemento diferencial del FC Barcelona sobre el Real Madrid, y que ya lo era estando Khedira, cuando en la segunda parte de la final de copa fue el que activó al equipo para alcanzar un fútbol de mayor calidad, dando fluidez a la pelota, batiendo líneas en conducción y dando profundidad. Los matices que debía trabajar el equipo sobre el rival sobre todas las cosas. Y es que Andrés, sólo hay uno.

Ante la que se consideraba la hipotética alineación antes de conocerse el pronóstico del jugador en el día de ayer, quizás Mourinho tenía algo preparado viendo el último precedente. Quizás Pepe encimándole o Lass en marca individual. El caso es que, tuviera lo que tuviera preparado, a día de hoy no es viable dado que el de Fuentealbilla no estará sobre el campo salvo sorpresa. En este caso, Pep Guardiola dispondría de cuatro opciones, todas diferentes y que como la decisión de cómo conformar la defensa, adquiere un volumen global.

La primera pasa por no cambiar. Dar entrada a un jugador de perfil similar al de Andrés Iniesta como lo es Thiago. El canterano está para jugar, ya se confió en él ante el Villareal en el Madrigal cumpliendo con nota. Siempre que ha tenido minutos, ha demostrado que sirve para estar ahí, que es candidato absoluto a superar el corte y que debe contar con más minutos. Quizás este no fuera el escenario perfecto, ya que es un ambiente brutal. Semifinales de Champions ante el máximo rival en su campo con toda la presión que esto conlleva. Pero el hijo de Mazinho, a pesar de ser bastante joven, ya tiene pintas de jugador veterano y esto suma a su favor. Como opción aportaría ese plus de magia que aporta Andrés, ese “hacer lo que menos se espera” porque tiene calidad e inteligencia para ello. Calidad en la salida del balón, algo importantísimo en el día de hoy, ya que una mala elección de pase puede desencadenar un contraataque del rival, y en esa faceta el conjunto blanco, es el mejor del mundo. Y quizás, ahí también residiría el mayor peligro de su alineación. Por otra parte, es un jugador que en el contexto del partido de hoy podría ser el mayor beneficiado en lo que a espacios se refiere. Con una fase defensiva centrada en Messi, Xavi y en los costados, aparecerá el espacio de recepción para Thiago. Sería una apuesta valiente, una apuesta por el fútbol y algo que seguramente Mourinho no tendrá tan bien estudiado como a las demás opciones.

Otra de las alternativas pasa por la alineación de Keita. Que si ya existía la posibilidad de alinearlo por las bajas en defensa, sin Iniesta, tiene mayor porcentaje de participación. El malí como ya hemos comentado en las previas anteriores jugando en el interior aporta ese juego físico para hacer frente al que presumiblemente sea el fortísimo mediocampo del conjunto de José Mourinho, Xabi Alonso, Lass y Pepe. Como analizamos en el partido contra el Shakhtar, una de las nuevas variantes tenía a Keita por protagonista y en el escenario de hoy podría ser una opción. Empujar al rival contra su propia portería, presión, fuerza, juego aéreo para una variante en la salida del balón, jugador apto para fase defensiva, con recorrido y ocupación de las líneas de pase y una opción más en las importantísimas jugadas a balón parado. Pasa por ser la opción por la que se decanta la prensa, haría falta ver lo que piensa Guardiola.

La tercera en discordia como solución individual es la alineación de Ibrahim Afellay. El holandés cada partido se siente más cómodo, desentona menos y desplega su fútbol con menos timidez y menos miedo al fallo. A pesar de ser un jugador de perfil ofensivo, ya actuó en Eindhoven como mediocentro o interior, pero allí se jugaba para él. Es un jugador físico, con fuerza y que en momentos determinados puede llegar a abarcar mucho terreno y ejercer una presión exquisita. Su manejo de las dos piernas le permiten jugar por cualquiera de los dos perfiles y la idea inicial sería emparejarlo con Lass Diarrá para poder explotar sus virtudes. El francés del Real Madrid tiende a hacer kilómetros innecesarios y aunque luego los recupera por físico, se pueden aprovechar bastante bien los espacios que conceda. Sobre todo siendo un jugador que tiene capacidad para batir líneas en conducción.

La cuarta solución y última, también comentada por Pep Guardiola en rueda de prensa es la de un cambio de sistema. Aquí nos caen diferentes ideas. ¿Tres atrás? ¿1-4-4-2? ¿1-4-2-3-1? Son varios los registros que puede poner en liza el técnico. Y que también concedemos la duda al planteamiento de José Mourinho, conociendo la noticia de ayer. Podría volver al sistema habitual con Pepe en el centro de la defensa y el doble pivote Lass-Xabi Alonso. Algo que posiblemente tengan en cuenta en el cuerpo técnico blaugrana.

Como siempre, que gane el que mejor fútbol haga.

1 comentarios:

Este tipo de clasicos no me gusta. Salduos desde http://elblogdebruno1.blogspot.com

Publicar un comentario