20 abr. 2011

Pepe como base del fútbol del Barça

Resuelto el primer round en empate técnico hemos podido ver como el Real Madrid variaba su sistema habitual 1-4-2-3-1 para enfrentarse al Barça, como ya habíamos comentado en la previa, introdujo la figura del mediocentro representado en Pepe renunciando en cierta medida a una posible posesión del balón. Con esto, el equipo de Mourinho dio sentido a una nueva variable que bien podría ser tónica general en los próximos encuentros ante el conjunto de Pep Guardiola. Con Pepe ocupas más espacio, ganas en presión y empujas al rival más atrás. Como pudimos ver, la alineación del portugués en dicho espacio alteraba varias funciones blaugranas. Obligaba a tocar más atrás a Xavi e Iniesta y anulaba la recepción de Messi en su zona, teniendo el argentino -también- que venir muy atrás para poder recibir el balón, o en su defecto, tirarse a las bandas donde perdería la esencia del fútbol que viene haciendo los últimos dos años. Esto, sumado a dotar al equipo de una mayor capacidad para hacer más fácil la fase defensiva y tapar líneas de pase terminaron por ahogar el fútbol de los de Guardiola. Sin profundidad el Barça pierde el sentido de su fútbol y quizás en este aspecto, tiene mucho que ver que tanto Pedro como Villa, no entendieron los nuevos movimientos para dar facilidades a Messi y despegar a partir de ahí.

Partiendo de la posición de Pepe como base, el FC Barcelona debe buscar alternativas, o trabajar en torno a la inicial los papeles de los extremos. En los últimos días, la posibilidad de alinear a Keita en lugar de Pedro, trasladando así a Iniesta adelante crece. Con ello se podrían solucionar algunos de los problemas planteados en el primer enfrentamiento. Keita formando de interior junto a Xavi, en cierto modo, condiciona la figura de Pepe. Ofrece una lucha en el balón aéreo de la zona, dando una variante a la salida del balón. Empuja al rival hacia su propia portería, haciendo más cómodo el juego de los demás, a más espacio, mejor ritmo de balón. Entrada de segunda línea, buscando espaldas de los centrales. Mayor probabilidad de acierto a balón parado ofensivo y defensivo. Jugador apto para fase defensiva. Caer a perfil izquierdo blaugrana, presumiblemente desde donde partirá Cristiano Ronaldo, ayudas que liberan a Sergio Busquets de dicha marca. Todo esto, con un Iniesta adelantado daría facilidades al de Fuentealbilla, que se sumaría al centro partiendo desde la banda para hacer superioridad y dejar carril libre al lateral, ya sea Adriano o Alves. Así de alguna manera se daría una mayor rapidez de circulación del balón que se necesita dando lugar a una situación en la que Messi, Iniesta y esporádicamente Keita, coincidan en la ‘zona Pepe’ obligando a los interiores a retroceder para las ayudas, embotellando el juego del Real Madrid. O en su defecto, la salida a por ellos de alguno de los centrales. Pudiendo activar los espacios a la espalda, ya sea por el mismo Messi, Villa o la incorporación de Alves y Adriano.

Cabría resaltar, que si el FC Barcelona lograra desarmar el plan A del club blanco, a día de hoy, no existe plan B conocido. Dando por descartado el habitual 1-4-2-3-1 que se utilizó en la ida de liga en el Camp Nou. Por lo que se podría estar dando pie a otra nueva variante de José Mourinho más que interesante.

Una vez más, suerte para todos. Que gane el fútbol.

0 comentarios:

Publicar un comentario