28 may. 2011

De vuelta a Wembley: FC Barcelona

Después de analizar al Manchester United, llega el turno del FC Barcelona. Que si bien, es favorito según las casas de apuestas, también mantiene algunas dudas en cuanto a su formación de mañana y el comportamiento de algunos de sus jugadores sobre el campo. Pep Guardiola se ha llevado a 22 jugadores a Londres, incluidos el capitán Puyol y Eric Abidal, de los cuales éste último ha tenido minutos en los últimos partidos de liga para su puesta a punto específica y que se plantea como una de las opciones en la línea defensiva del FC Barcelona. En esta expedición se incluyen Ruben Miño, Oier Olazabal, Andreu Fontas y Thiago Alcantara. Y por supuesto, Jose Manuel Pinto a pesar de no poder jugar por sanción, acompañará al grupo. Es parte importante en el vestuario. “El once está decidido. Ellos tienen muchas variables. Ferguson ha dicho que tiene 4 o 5 equipos capaces de competir con nosotros. Eso da a entender el nivel del rival. Nosotros saldremos con lo nuestro a competir, con mucha ilusión” dijo Guardiola. Con esto como base, y que según el técnico los 22 jugadores están en condiciones de competir, arrancamos el análisis y lo que puede tener Guardiola en mente para encarar el partido.

La primera duda que nos asalta es la de quién ocupará el puesto de central como acompañante de Gerard Piqué, y por ende, el lateral izquierdo. Con Puyol y Abidal listos, pero sin saber al cien por cien su estado de forma y si aguantarán los 90 minutos o los 120, dependiendo del resultado, Mascherano se erige como alternativa fundamental, como viene siendo los últimos meses. Esto estará marcado enormemente por la presencia de Chicharito y su zona de acción. El mexicano es el jugador a temer por la pareja de centrales, y así lo ha hecho saber el técnico. Por lo tanto, lo más inteligente y sabiendo el déficit de Mascherano como central, algo que no siente y que ante un delantero de raza como el ‘14’ puede exponerse y multiplicarse, la apuesta sería que la pareja la formen los más habituales, Puyol-Piqué. Pero la decisión alcanzaría una dimensión más, ya que afecta directamente al ocupante del lateral izquierdo, donde anda Valencia. Quizás el jugador más en forma del United. Tanto el propio Mascherano, como Abidal tienen las condiciones suficientes para sostener al tren ecuatoriano, por técnica defensiva, por despliegue físico y inteligencia táctica. Si bien, si con Mascherano ganas en la transición defensiva, con Abidal das un paso hacia delante sumando ofensivamente con las posibles incorporaciones. Obligando en algún momento a Valencia a convivir con el lateral derecho de su propio equipo en la misma zona de acción. Algo que con Mascherano sería muy complicado de conseguir, ya que no es un jugador con las suficientes capacidades para ello. Y dando un giro, tampoco Puyol lo es.

Mirando al lado contrario nos encontramos con la plaza fija de Daniel Alves. El papel que desempeñe este, como casi siempre, dará más facilidades a sus compañeros y por lo tanto al equipo. La aportación del lateral brasileño en fase ofensiva es vital para generar espacios y dar fluidez a la pelota para tener una posesión de mayor calidad. Su rol dependerá mucho de con quien le toque bailar. Park o Nani y el propio Rooney que será un activo común en ensuciar la salida del balón blaugrana. En este caso, la toma de decisión del rival condiciona el planteamiento propio, por lo que deberá adaptarse a la situación. Pero el cometido es el mismo, llevar al jugador que conviva con Alves a vivir en fase defensiva constantemente y por lo tanto, desactivarlo. Con Park, un jugador con más facilidad para ambas transiciones y que no le molesta el retorno tanto como a Nani, ofrecería el espacio inicial. Con el portugués sería diferente y podría dar lugar a una situación parecida a la de Ángel Di María en las semifinales contra Real Madrid. Desnaturaliza el juego de Alves. Obligando a éste a medir sus intervenciones en fase ofensiva y minimizar los riesgos de pérdida en la zona por lo que ello conllevaría.

El mediocentro parece que ya tiene dueño, Sergio Busquets. Pero quizás, sobre el papel no de todas las ventajas que se supone que da el de Badía ante el Manchester United, por lo que entra en liza la figura de Mascherano, dependiendo de las decisiones tomadas en la línea defensiva. Busquets convivirá con Rooney en su zona, un jugador de mucho trabajo y de muchísima calidad técnica con una amplia gama de recursos ofensivos. Capaz de buscar y crear los espacios arrastrando al rival, superarlo en el uno contra uno y ofrecer un trabajo en fase defensiva brutal. Dependiendo del esquema que finalmente utilice el United esto incidirá más o menos sobre el discurso del partido. Busquets sufre cuando tiene que correr hacia atrás, con un adversario de éste calibre, eso marca diferencias. Sumando que también lo hace cuando debe lateralizar su juego, se convierte en un arma de doble filo. Deberá hacer un grandísimo partido dejar de restar a su equipo en ambas transiciones. Y a buen seguro, Guardiola habrá pensado en ello y se le habrá venido a la mente Mascherano. Cada vez más integrado en la filosofía futbolística del equipo y con la inteligencia táctica y la técnica defensiva que el argentino atesora quizás es el jugador más indicado para cubrir la posición. Aunque luego no sume como debiera en fase ofensiva, la balanza cae hacia el ‘14’. Es un dilema complicado, que para la mayoría tiene respuesta.

Por delante, Xavi e Iniesta. Desde FALSONUEVE no se contempla la posibilidad de la entrada de Seydou Keita y la adecuación del jugador de Fuentealbilla a una de las bandas. Al menos, no de inicio. Sin duda, Iniesta es uno de los factores más diferenciales desde la posición del interior debido a los jugadores con los que cuenta Ferguson para ocupar dicho espacio. Utilice el esquema que utilice, parar a Iniesta es la asignatura pendiente del United, ya que no dispone de grandes medios para ello, salvo de un Fletcher mermado y que es duda. Junto a Xavi, como siempre, son los que ponen el fútbol en botas de los demás. Pasa por ellos y por ese triángulo asociativo y mortal junto a Messi. Si se les deja pensar, te la lían. Si te echas hacia atrás y andan por la zona de tres cuartos de campo, es media asistencia. Por ello el FC Barcelona debe explotar dicha opción. Quizás Xavi lo tenga más complicado. Con Park en su zona de influencia para ayudar y el despliegue de Rooney, más el mediocentro que acompañe, intentarán formar un triángulo alrededor del ‘6’ para no dejarlo pensar. Es uno de los cometidos principales. Empujarlo hacia atrás, no concederle espacios. Por ello, la opción más viable sería que Xavi pesara más en la base de la jugada y así, con el arrastre de los rivales crear un espacio para la cómoda recepción de Messi.

Para esto se necesita un excelente trabajo de los extremos. A priori, Villa y Pedro. O en su defecto, de los laterales, sobretodo Alves. Por lo que se ve la importancia y el peso de Alves en la creación de espacios, como habíamos dicho. La incógnita estará en básicamente eso, ¿extremos hacia dentro o hacia fuera? Sólo Guardiola lo sabe. En la segunda parte de la final de Copa del Rey, Guardiola encontró la solución a los problemas de la primera parte abriendo totalmente a los extremos, siendo estos los que dan la amplitud y creando espacios para el trío que pone el fútbol. A partir de ahí el equipo consiguió hacer un fútbol y una posesión de más calidad, llevando más peligro y superando al contrario. Aunque mi opinión personal es que en este partido en concreto, Pedro haría más daño por dentro que por fuera. Pero para ello, Alves debe encontrar el modo de obligar al rival de zona a vivir en fase defensiva, muy atrás, como comentamos. Con esto, y la movilidad de David Villa y el continuo movimiento de las piezas, todo sería más fácil.

Ya luego, dejar a Messi hacer su trabajo. Si algo de cara tiene Lionel Messi este partido es que el rival no tiene un plan específico para pararlo. Sus centrales sufren muchísimo cuando salen de la zona, y no tienen en plantilla un jugador que trabaje la ‘Zona Messi’ de forma natural, como habíamos comentado en el análisis anterior. Si antes hablábamos del factor diferencial de Iniesta sobre el rival, sin duda, el de Messi es el que podría marcar la diferencia. Ferdinand no tiene ya las piernas suficientes para ir tras el ‘10’ y Vidic, sufriría demasiado fuera de su lugar de acción favorito. Messi es EL JUGADOR. El que va a poner el partido en un sector o en otro. Una ventaja demasiado grande, tanto futbolística como emocional.


Pase lo que pase, Guardiola ha hecho saber a los jugadores que deben salir a disfrutar y a competir con lo que saben hacer, con lo que tienen. Humildad, respeto, esfuerzo, trabajo y fútbol. Persistir en las cosas que se han hecho bien. Ir paso a paso. En palabras del propio Pep: “El fútbol es un deporte tan bonito, tan imprevisible, tan abierto, que todos dependemos de todos: nos interrelacionamos. Y el esfuerzo muy agresivo de uno contagia a los otros diez. Un partido de fútbol no es nunca sencillo. Se ha de correr mucho, trabajar con ahínco y hacer las cosas bien. El talento de estos jugadores es el que hace que las cosas sean más fáciles: ellos y su humildad”. Y es que el técnico sabe de esto, su FC Barcelona y Wembley volverán a encontrarse. Y ya no son aquellos 39 escalones que contó con Zubizarreta aquel 20 de Mayo de hace 19 años, aunque como dijo Valdés “Cruyff siempre está presente. Es una referencia histórica en nuestra formación y así nos lo ha transmitido el entrenador desde que llegó. Volver a Wembley mañana, en el mismo escenario que en 1992, es un orgullo”. Los orígenes no se olvidan, y eso es de agradecer por todos aquellos que participaron en el trabajo de muchos años. Mañana estos chicos saldrán a competir y a ganar el partido, en las finales puede pasar cualquier cosa, pero quieren ganar sin olvidar el “cómo”. Cada vez que el partido esté más cerca, les sudarán las manos, se mirarán hacia dentro y pensaran todo lo que han trabajado para llegar allí, síntoma de la tensión. Cuando el balón empiece a rodar, ellos tendrán la última palabra. Y es que, como diría Sir Alex Ferguson, podríamos estar ante la mejor final de la década.


0 comentarios:

Publicar un comentario